miércoles, 17 de noviembre de 2010

Es más fácil no ver la raíz del problema

Es más fácil creer que un nene de 5 años murió de cáncer esta semana por obra del destino, la pobreza, la falta de atención médica o tantas otras hipótesis. Mucho más fácil que ver la raíz del problema: que Ezequiel padecía las condiciones infrahumanas de trabajo de sus padres en una granja avícola del conurbano.

También es mucho más fácil emocionarse con el rescate de una nena de 3 años caída en un pozo, alabar a los rescatistas, comparar con los mineros o criticar el rédito que sacan los políticos en estas situaciones. Es mucho más fácil que ver la raíz del problema: el trabajo a destajo y en condiciones lamentables de muchos trabajadores de la horticultura, también en el conurbano.

Los medios fueron ciegos con el primer caso y pródigos de amarillismo con el segundo. En cualquier caso, ambos son caras de la misma moneda: el trabajo esclavo y la explotación infantil en pleno siglo XXI, aquí y ahora. La horticultura, la avicultura y la industria textil siguen eligiendo esta forma de producir y es hora de que nosotros nos involucremos como consumidores. Para que el árbol no tape al bosque.

INFORMATE SOBRE LAS CONDICIONES DE PRODUCCION DE LAS COSAS QUE COMPRAS.
APOYA EL COMERCIO JUSTO, EL CONSUMO RESPONSABLE Y LAS COMPRAS LOCALES Y DIRECTAS AL PRODUCTOR.

4 comentarios:

Arlane dijo...

tenés toda la razón, siempre debemos analizar la otra cara de lo que se informa, los medios nos inducen a ver sólo la parte menos importante, quisiera comprar de forma responsable, por lo pronto ya hice un pedido de comestibles y limpieza a la cooperativa El Puente, espero no equivocarme. Saludos

Arlane dijo...

yo resido en Luis Guillón, cerca de Monte Grande, quisiera saber si por acá existe algun centro de consumo responsable, gracias

Dolores Bulit dijo...

Hola Arlane. No conozco un centrod e consumo responsable en esa zona, pero siempre podés armarlo vos! Es juntarse con vecinos y contactar a los productores locales y armar una red de consumo responsable, una vez por semana, cada 15 días o lo que necesiten. La clave es mantener la regularidad para que los productores tengan cierta seguridad para entregar mercadería y mantener precios, no? Si son cooperativas y agroecológicos, mejor. En cualquier caso, siempre que hacés compras locales estás haciendo consumo responsable, disminuyendo la huella de carbono. Tambiéne s importante asegurarse que el productor no promueva el trabajo esclavo ni infantil, que en la medida d elo posible recicle, utilice material reciclado y reduzca al mínimo los envases. Espero haberte ayudado :) Dolores.

Arlane dijo...

gracias por las buenas ideas, sigamos construyendo nuestra independencia del sistema que consume sin conciencia. Que tengas un feliz día