lunes, 21 de septiembre de 2009

Marca colectiva: ¿un sello de CJ?


Hace unos días me reuní con Mariana Thompson, directora del programa Marca Colectiva del Ministerio de Desarrollo Social, y con Karina Yarochevski, Subsecretaria de Desarrollo Local y Economía Social. Me explicaron todo acerca de esta nueva ley, que permite a los grupos de productores de la economía social registrar su marca de manera gratuita.
Hasta ahora, el derecho marcario argentino sólo permitía el registro de marcas a personas físicas o jurídicas y mediante el pago de un arancel. Esta nueva ley determina que la titularidad de la marca corresponda por igual a cada uno de los integrantes del emprendimiento, sin necesidad de que se registren como persona jurídica, en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial. Como el trámite es gratuito, no se pagan aranceles ni honorarios de abogados para los posibles litigios por oposición.
Las 5 primeras marcas colectivas ya están en el INPI y esperan su aprobación final. Corresponden a una minera de Tumbaya, una fábrica de zapatos en Arroyo Seco, una apícola de Tucumán y dos textiles, de Coronel Suárez y La Plata. Todas tendrán su nombre propio más el logo que indica Marca Colectiva en las etiquetas de sus productos.
Es inevitable que cuando alguien se interesa por el comercio justo en Argentina pregunte si acá existen certificaciones o sellos que lo garanticen. Hay algunas organizaciones que pertenecen a asociaciones mundiales (como la WFTO) o que tienen algún producto certificado con FLO, especialmente las que aspiran a exportar. En general he asistido a innumerables debates que defienden una certificación más participativa en estas latitudes, considerando que el comercio justo en los países de productores tiene lógicas diferencias con el de los países del norte o países importadores. Además, se puede argumentar que las certificaciones internacionales son caras o innecesarias para cierto tipo de productores y organizaciones. Por eso, intuyo que la marca colectiva podría funcionar como una garantía local de que por lo menos los principios esenciales del comercio justo son respetados en las etapas de producción y distribución. La clave es el Reglamento de Uso de la marca, donde hay artículos inmodificables que prevén usos y sanciones y hay otros que pueden ser acordados y redactados por los productores. Por ejemplo, establecer la prohibición de trabajo infantil, la misma remuneración para igual tarea de hombres y mujeres o la protección del medio ambiente.
¿De qué depende el éxito de esta iniciativa? Según creo yo, del buen uso que los productores hagan de su marca, de su voluntad para trabajar en conjunto con otros productores, sin egoísmos y con transparencia comercial, del aumento de los canales de comercialización y distribución de la economía solidaria y de una difusión amplia y muy cuidada de la marca colectiva. También, por supuesto, de que los consumidores responsables aumenten en cantidad en todo el país y empiecen a exigir productos éticos de verdad.

Requisitos para obtener la Marca Colectiva
- Demostrar un vínculo colectivo productivo y constituirse como agrupamiento, con un mínimo de seis personas. Pueden compartir los procesos de producción o los canales de comercialización.
- Inscribirse en el Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social

Ventajas de la Marca Colectiva
- Otorga valor agregado y visibilidad a los productos y servicios
- Protege legalmente el esfuerzo y los valores comunitarios cristalizados en los productos y servicios de la economía social
- Tiene alcance nacional
- Es gratuita para los emprendimientos de la economía social
- Se recibe asistencia técnica gratuita y especializada para su implementación, incluyendo el diseño del logo y etiquetas para quienes aún no los tienen.
- Es de uso colectivo
- Identifica valores comunitarios, estándares sociales, regionales y de calidad
- Se obtiene el monotributo social, que permite el acceso a una jubilación, obra social y un ingreso único de $45 por hijo.
- Se facilita la comercialización del producto o servicio, a través de un sitio web de comercio electrónico (en desarrollo), ferias organizadas por los organismos (Ministerio de Desarrollo, INTI e INTA) e incluso la posibilidad de convertirse en proveedores en licitaciones.

¿Cómo se obtiene?
1) Contactarse con el área de Marca Colectiva del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Ellos van al lugar donde están los interesados, evalúan al grupo y la viabilidad del producto o servicio.
2) Si se decide registrar la marca, se redacta un acta que da forma al agrupamiento si no hay personería jurídica previa y se inscribe en el Registro Nacional de Efectores. Comienza la asistencia para diseñar o mejorar la marca, se redacta el Reglamento de Uso, se inician los trámites de registro en el INPI y en paralelo puede haber también asistencia técnica de organismos como el INTI o INTA para mercadeo, manejo y producción, etc.

DATOS DE CONTACTO

Subsecretaría de Desarrollo Local y Economía Social
Secretaría de Políticas Social y Desarrollo Humano
Ministerio de Desarrollo Social de la Nación
(011) 4379-3925
www.desarrollosocial.gov.ar

1 comentario:

James dijo...

Another attraction in Argentina is the people that lives there and their cultures, here's a place where you could stay when you plan on visiting there.


Hostels in Buenos Aires