martes, 3 de agosto de 2010

Natura dialoga


El lunes pasado la empresa de cosméticos brasileña Natura me invitó a participar junto a otros 50 consumidores, consultoras, empleados, ONGs y periodistas especializados en sustentabilidad, en lo que ellos llaman Diálogo Natura. La idea es conocer los intereses, opiniones y prioridades de los diferentes públicos con los que interactúan, una iniciativa que hace dos años inauguraron en Brasil y que ahora lanzaron en simultáneo en Argentina y Colombia. Idea excelente, por cierto, la de escuchar y, como dijo Marcelo Cardoso -Vicepresidente de Sustentabilidad-, "derribar los muros de la empresa". Para mi gusto, y tal como escribí en las sugerencias, el diálogo se pareció más a un monólogo y, de a ratos, a una convención de motivación de la marca para sus consultor@s. Fue un día completo con actividades lúdicas y de reflexión individual y en grupo guiada por dos expertos en sustentabilidad, Carmen Olaechea y Georg Engeli.

Como resultado, al final del día los participantes discutieron y eligieron en grupo sus principales 6 intereses de una lista dada de 45 items, de las cuales fueron mayoría: impacto ambiental de productos y envases, desarrollo local, la necesidad de crear indicadores socioambientales en la cadena de negocios, involucrar a los públicos y educar en la sostenibilidad. Para muchos de ellos, Natura ya tiene respuestas: es la única cosmética que vende repuestos, que fomenta el desarrollo local utilizando activos naturales que aporta la biodiversidad amazónica y orienta sus operaciones para minimizar las emisiones de CO2. Romina Broda, gerente para Argentina desde hace 5 meses, explicó que ante cada decisión en todos los sectores se consideran los resultados económicos, sociales y ambientales.

Aproveché para hablar con un proveedor gráfico, que me contó que, además de usar papel certificado FSC, debe certificar la impresora como parte de una cadena de custodia que asegura la transparencia en todo el proceso. También hablé con una representante de la cooperativa de reciclaje El Alamo, que se ocupa de recoger y hacer la disposición final del material de descarte generado por la empresa en el país. Y conocí a Riaga, el proveedor de accesorios, ropa y artículos de “belleza con bajo impacto ambiental”.

Me quedó en el tintero preguntar a Natura:
. Cómo aseguran el uso de activos no tóxicos –para las personas y para el ambiente- en sus productos (ver post anterior).
. Cómo es la relación con los recolectores de los frutos típicos que utilizan para sus líneas, es decir, si hay comercio justo, y si hay uso respetuoso y sustentable de esos recursos.

Por último, y lo hablamos en nuestra mesa, me parece que Natura tiene el potencial para comunicar más y mejor sus virtudes, un desafío para esta etapa en la que empieza a crecer fuera de las fronteras de Brasil.

Foto: Marcelo Bartolomé para Natura.

1 comentario:

angie dijo...

Muy bueno todo lo que decís, Dolores. Creo que es interesante empezar a plantear estos temas a fondo!
Angie