miércoles, 21 de marzo de 2012

Regalos empresariales de comercio justo


En las últimas ocasiones en las que debió decidir la compra de regalos empresariales, Ford optó por productos solidarios que cumplieran con sus expectativas de calidad pero observando, también, qué había detrás de dichos productos.

Es así como con la compra de chocolates Albricias se ayudó a los niños de la Fundación San José Providente de José C. Paz, provincia de Buenos Aires, a tener una mejor calidad de vida.

Con la adquisición de productos en Arte y Esperanza, colaboró también con esta organización que bajo las normas internacionales de Comercio Justo brinda apoyo a más de 500 familias de diversas etnias originarias de nuestro país promoviendo fuentes de trabajo digno a través de la comercialización de sus artesanías.

A la hora de contratar capacitación en temas medioambientales, Ford recurrió a los servicios de los educadores de Cascos Verdes, asociación civil sin fines de lucro que trabaja a favor de la inclusión social y la conservación ambiental brindando un espacio de desarrollo y crecimiento hacia el ámbito laboral de jóvenes con discapacidad intelectual.

Fuente: Prensa Ford

1 comentario:

Andres Torres dijo...

responsabilidad social,una forma de contribuir por parte de las compañías, con estos regalos empresariales a la constitución de una sociedad mas incluyente, generando beneficios recíprocos como la generación de marca, aunque esta compañía es muy conocida, genera un sentimiento asociado a la filantropía.